Publicado el Deja un comentario

Superlópez arranca el vuelo

Sitges estreno la película del superhéroe del cómic que protagoniza Dani Rovira

Entre la viñeta del niño con bigote y la siguiente viñeta en la que el personaje ya está en la oficina, se ubica la película. ¿Cómo aprendió a volar Superlópez? ¿De dónde sacó ese traje que le queda tan mal? El director Javier Ruiz Caldera optó por filmar el “año cero” del héroe, una historia nueva, “y así nos librábamos del compromiso y la presión de recrear una de las aventuras que forman parte del imaginario infantil”, dice. Si la semana pasada se presentó en el Festival de Sitges La sombra de la ley, la primera gran película de gángsters ambientada en Barcelona, ayer se estrenó mundialmente Superlópez, el primer filme español de superhéroes en el que Dani Rovira se enfrenta a la villana Maribel Verdú.

“Fijarme en un superhéroe al uso era equivocarme; si algo tenemos de chulo es la capacidad de hacer parodias… Que Superlópez sea un héroe no quiere decir que no sea torpe, eso forma parte de la esencia del personaje”, explicó ayer Rovira (Ocho apellidos vascos100 metros).

La película es, según sus creadores, “un pequeño milagro”. No en vano, llevaba gestándose una década, sin poder materializarse. “Nos entusiasmaba la idea de adaptar el cómic al cine, pero el proyecto no salió hasta hace unos cuatro años”, explica Caldera (Spanish movieTres noches de bodas de más o Anacleto: Agente Secreto).

Entre la viñeta del niño con bigote y la siguiente viñeta en la que el personaje ya está en la oficina, se ubica la película. ¿Cómo aprendió a volar Superlópez? ¿De dónde sacó ese traje que le queda tan mal? El director Javier Ruiz Caldera optó por filmar el “año cero” del héroe, una historia nueva, “y así nos librábamos del compromiso y la presión de recrear una de las aventuras que forman parte del imaginario infantil”, dice. Si la semana pasada se presentó en el Festival de Sitges La sombra de la ley, la primera gran película de gángsters ambientada en Barcelona, ayer se estrenó mundialmente Superlópez, el primer filme español de superhéroes en el que Dani Rovira se enfrenta a la villana Maribel Verdú.

 

 

“Fijarme en un superhéroe al uso era equivocarme; si algo tenemos de chulo es la capacidad de hacer parodias… Que Superlópez sea un héroe no quiere decir que no sea torpe, eso forma parte de la esencia del personaje”, explicó ayer Rovira (Ocho apellidos vascos100 metros).

La película es, según sus creadores, “un pequeño milagro”. No en vano, llevaba gestándose una década, sin poder materializarse. “Nos entusiasmaba la idea de adaptar el cómic al cine, pero el proyecto no salió hasta hace unos cuatro años”, explica Caldera (Spanish movieTres noches de bodas de más o Anacleto: Agente Secreto).

El director trabajó codo a codo con los guionistas Borja Cobeaga y Diego San José (de Ocho apellidos vascos) y una vez con el proyecto encarrilado le tocó convencer al protagonista, que en aquel momento asimilaba como podía el fenómeno en que se había convertido aquella película (Ocho apellidos vascos).

“Queríamos alejarnos de las películas de héroes al uso, estamos saturados del clímax final”, dice Ruiz Caldera

“Superlópez era un reto, me encantaba la idea, pero es un personaje icónico para mucha gente y suponía máxima exposición… en aquel momento buscaba algo más tranquilo; pero me hubiera arrepentido si hubiera dicho no”, explicó, y aunque de pequeño leía a Superlópez, su heroína fue Pipi Calzaslargas.

La historia es nueva pero el director ha mantenido la esencia de las historietas que empezó a dibujar Jan en 1973, ironizando sobre las aventuras de Superman, de DC Cómics. Nuestro Superlópez aterrizó en Masnou procedente del planeta Chitón y, como adulto, trabaja en una oficina de Barcelona. Anacleto, –interpretado por Julián López (Perdiendo el Norte)– ficha a Luisa (Alexandra Jiménez), un amor de juventud del protagonista.

El protagonista conoce sus superpoderes pero se contiene para ser “normal”, aun así, los enemigos del planeta Chitón, con Maribel Verdú a la cabeza le localizan, con lo que el gris oficinista deberá convertirse en Superlópez. “Pero queríamos alejarnos de las películas de superhéroes. Estamos saturados del clímax final donde destruyen medio planeta”, dijo Caldera, que ha combinado acción y efectos especiales –como un Superlópez corriendo para frenar los vagones de un metro desbocado– con cierto costumbrismo. Tenemos a un superhéroe “patoso y nada infalible, con un traje que le va grande y a quien le cuesta aprender a volar”.

Y cuando las cosas le van mal, vuelve a casa de sus padres, “como hacen todos los treintañeros”, añadió el director. Es allí es donde Superlópez se enfrentará al mal, encarnado en un superobot de diez metros de altura. “Fue la escena más difícil de rodar; nunca se había hecho nada así en nuestra cinematografía”, asegura Caldera quien destaca el papel de El ranchito, la misma empresa que hizo los dragones de Juego de Tronos.

La película (Telecinco Cinema, Zeta Cinema y La Gran Superproducción AIE) llega a los cines el 23 de noviembre.

Fuente: https://www.lavanguardia.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *