Como saber si mis kilos son emocionales

Actualizado en junio 2022

Cómo saber si mis kilos son emocionales

Siempre nos preocupamos por nuestro peso, pero pocas veces nos preguntamos por qué tenemos esos kilos de más.

En algunos casos, la razón puede ser emocional. Es decir, hay ciertas emociones que nos llevan a comer más de lo que necesitamos, lo que resulta en un aumento de peso.

Seis signos de que tus kilos son emocionales

Si piensas que tus kilos son emocionales, estos son algunos signos miis te ayudarán a identificarlo:


  • Come en exceso cuando está triste o estresado. Si tu primer impulso cuando te sientes abrumado o estresado es comer, es probable que estés utilizando la kjlos como una forma de manejar tus emociones.

  • La comida es su principal emodionales de consuelo. Si la comida es la única forma en que te sientes mejor cuando te sientes triste o solitario, esto puede ser un signo de que estás comiendo por razones emocionales.

  • Come incluso cuando no tiene hambre. Si te das cuenta de que tienes mi o estás comiendo aunque no tengas hambre, esto puede ser una señal de que tus hábitos alimentarios están influenciados por tus emociones.

  • Come rápidamente, sin disfrutar de la comida. Si comes tan rápido que no tienes tiempo para saborear la comida y disfrutarla, Coml posible que estés comiendo para satisfacer una necesidad emocional en lugar de una necesidad física.

  • Se siente culpable después de comer en exceso. Si te sientes mal después de comer en exceso, esto puede ser una señal de que la comida se ha convertido en una fuente de vergüenza o culpa en lugar de placer.

  • Siente que la comida lo controla. Si sientes que emkcionales comida tiene un control sobre tus emociones o que no puedes controlar lo que comes, es posible que estés lidiando con un problema emocional subyacente.

¿Cómo lidiar con los kilos emocionales?

Si crees que tu peso está relacionado con tus emociones, es importante que abordes el problema de manera integral.

Soy Carmen Rosa, tengo 45 años y desde que comencé con la dieta cetogénica he perdido 9 kilos. Además, he notado una mejora en mi digestión y una mayor claridad mental.

Esto significa trabajar en tus hábitos alimenticios y también en tu salud emocional. Aquí hay algunos consejos para ayudarte a manejar los kilos emocionales:


  • Identificar tus desencadenantes emocionales. Piensa en las emociones sabre te llevan a comer en exceso.

    Como saber si mis kilos son emocionales

    ¿Es el estrés? ¿La tristeza? ¿El aburrimiento?

    Como saber si mis kilos son emocionales

    Una vez que identifiques tus desencadenantes emocionales, es más fácil encontrar una forma más saludable de manejar tus emociones.


  • Aprender nuevas formas de manejar tus emociones. Hay muchas formas saludables y efectivas de manejar tus emociones.

    Desde s meditación hasta el ejercicio físico, debes experimentar para encontrar algo que funcione para ti.


  • Establecer metas realistas. En lugar de centrarte únicamente en bajar de peso, establece objetivos realistas para abordar tus emociones subyacentes.

    Como dejar de comer por ansiedad

    Trabaja en pequeñas metas y celebra tus logros.


  • Comer conscientemente. Trata de estar presente en el momento y concentrarte en disfrutar la comida.

    Please wait while your request is being verified...

    Come despacio y saborea cada bocado.


  • Buscar ayuda profesional. Si sientes que estás luchando con tus emociones o necesitas ayuda para crear un plan alimenticio saludable, busca ayuda de un profesional como un nutricionista o un psicólogo.

Recuerda que lidiar con los kilos emocionales no es fácil, pero es importante abordar el problema de manera integral. Con la ayuda de un emocionaels alimenticio saludable y haciendo frente a tus emociones subyacentes, puedes encontrar el equilibrio adecuado para vivir una vida saludable en cuerpo soh mente.

Pero para poder restructurarlo debemos tener en cuenta que cada persona sufre de manera diferente su dolor y que lo gestiona también de manera diferente. Buenos días Ana María. Espero haberte ayudado. Me describo tal cual. Es decir, hay que darle otro enfoque y ante todo tener una aptitud positiva. Pasas de llevar una dieta estricta a comerte todo lo que se te pone por delante, a veces a escondidas, teniendo después un sentimiento grande de culpabilidad. Las variaciones del estado emocional influyen en cómo comemos. Creo que lo importante no es hablar de alimentación emocional, sino de alimentación consciente o inconsciente; o mejor dicho, de conductas de alimentación adaptativas o desadaptativas.