Publicado el Deja un comentario

El Capitán Trueno, cuando el cómic se llamaba tebeo

Cuando en  agosto de 2016 murió el escritor Víctor Mora, varias generaciones de lectores quedaron huérfanos, incluso aunque no les sonara el nombre del autor. Los niños que llamaban tebeo al cómic y que corrían al quiosco (y no a una tienda especializada) cada semana con unas pesetas en el bolsillo habían perdido al responsable de darles algunos de los mejores momentos de la infancia, leyendo El capitán Trueno.

Y no eran pocos. El personaje, creado también por el dibujante Ambrós, llegó a tener tiradas de cerca de 350.000 ejemplares. Algo irrepetible medio siglo después.

“Nunca pensé que estaría aquí hablando del Capitán Trueno 50 años después”, exclamaba asombrado Mora en una entrevista de 2011 cuando le era preguntado sobre la supervivencia del icónico personaje que se estrenó en las viñetas el 14 de mayo de 1956. “Fue una ventana visual, una formación, para los niños de los años cincuenta y los sesenta que pudieron visitar paisajes y lugares extraños que no se veían en la época”, resumía el filósofo Patxi Lanceros, comisario de una exposición sobre el personaje abierta hace unos meses en Madrid. El escritor describía a su gran creación como un héroe progresista, subversivo, justiciero a favor de la democracia y defensor de los débiles, inspirado en el Príncipe Valiente de Hal Foster.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *