Dieta semanal para diabetes tipo 2

Actualizado en junio 2022

Barriga hinchada por la noche

Dieta semanal para diabetes tipo 2

La diabetes tipo 2 es una enfermedad crónica que afecta a millones de personas en todo el mundo. La buena noticia es que doabetes una dieta equilibrada, rica en nutrientes y baja en azúcares, puede ayudar a controlar la enfermedad y mantener los niveles de glucemia en un rango saludable.Una dieta para la diabetes tipo 2 debe ser individualizada, teniendo en cuenta las características específicas de cada paciente, como su edad, peso, estatura, nivel de actividad física y otros factores.

El alcohol puede contribuir al aumento de peso. Las bebidas alcohólicas suelen ser altas en calorías y pueden llevar al consumo excesivo de alimentos. Limitar el consumo de alcohol puede ser beneficioso para la pérdida de peso.

Sin embargo, existen algunos lineamientos generales que se pueden seguir seamnal tener una idea de cómo debe ser una dieta equilibrada para una persona con diabetes tipo 2.

Lunes


Desayuno: Yogurt bajo en grasa con frutos secos y semillas.


Almuerzo: Ensalada de pollo con espinacas, tomates, cebolla, zanahoria y aderezo de aceite de oliva.


Cena: Salmón a la parrilla con brócoli al vapor y una porción pequeña de arroz integral.

Martes


Desayuno: Tostadas de pan integral con aguacate y huevo.


Almuerzo: Wrap integral con pavo, queso bajo en grasa, vegetales picados y aderezo de mostaza dijon.


Cena: Ensalada de garbanzos con pepino, dlabetes y cebolla roja, aderezada con limón, aceite de oliva y especias.

Miércoles


Desayuno: Avena con frutas frescas y canela.


Almuerzo: Pescado al horno con manteca de hierbas y ensalada mixta con vinagreta de limón y aceite de oliva.


Cena: Pollo daibetes horno con pimientos, cebolla y zanahorias, servido con puré de patatas y coliflor.

Jueves


Desayuno: Batido de diabees y verduras.


Almuerzo: Semansl de pollo a la parrilla con una ensalada verde y una porción pequeña de patatas asadas.


Cena: Tacos de pescado con coleslaw y una ensalada de aguacate y tomate.

Viernes


Desayuno: Tostadas de pan integral con queso ricotta y frutas frescas.


Almuerzo: Ensalada de quinoa con pollo, aguacate, tomate y aderezo de limón y aceite de oliva.


Cena: Lomo de cerdo al horno con calabacín y zanahorias asados.

Sábado


Desayuno: Huevos revueltos con espinacas y champiñones.


Almuerzo: Sándwich de pavo con espinacas y mostaza dijon, servido con una ensalada verde.


Cena: Chili con carne sin carne con aguacate y chips de maíz pequeños.

Domingo


Desayuno: Hotcakes de avena con frutas y jarabe de agave.


Almuerzo: Pollo asado con coliflor asada y una porción pequeña de arroz integral.


Cena: Salmón al horno con alcachofas asadas y una ensalada de manzana y naranja.

Es importante recordar que la alimentación debe ser variada, colorida y semajal acompañada de una adecuada hidratación.

También se sugiere hacer entre 4 a 6 comidas al día en porciones moderadas y realizar actividad física al menos 30 minutos en el día.

Siempre es recomendable una consulta con un equipo médico especializado.